El sentido de esperanza que recogió la celebración de Navidad con niños y jóvenes

Más de 75 personas llegaron a la Fundación a celebrar la Navidad. Todos ellos eran parte de los niños y jóvenes que participan en el programa de Rehabilitación de Drogas, dirigido a este grupo de la población, y familiares y amigos que quisieron estar con ellos en esta actividad donde se vivió el más profundo sentido de la esperanza que trae esta fecha.

“Hoy llegaron todos los niños, niñas y jóvenes que participan de este programa y eso no ocurre siempre. Tampoco el reconocimiento que hubo en cada uno de ellos y sus familias del esfuerzo, el sacrificio y el compromiso que implica este proceso de rehabilitación donde cada uno fue reconocido por un logro importante en este camino”, comentó Mario Hormazabal, Director del área de jóvenes de la Fundación tras la actividad.

A esta reflexión se sumó luego, la realizada por Niniza Krstulovic: “El hecho de que sea un programa ambulatorio que tiene su fundamento en la vinculación con cada uno de los chicos y en lo comunitario, nos permite generar esta red de acompañamiento que es fundamental para una rehabilitación concreta”.