Semana de la solidaridad en la Fundación

“Una sociedad con sentido social es la misión de todos nosotros. ¡Cada uno ha de poner su esfuerzo; que nadie se excuse pretextando que su acción es insignificante!” dijo en una oportunidad el Padre Hurtado para explicar como todas las acciones, por pequeñas que parezcan, van construyendo una sociedad donde la solidairdad se instala como valor y motor. Y es en honor a él, que en 1994 el Congreso estableció el 18 de agosto como el Día Nacional de la Solidaridad, recordando la fecha de su fallecimiento.

Comprometidos con este espíritu y con la forma en que nuestro Patrono, el Obispo Enrique Alvear, promoviera la solidaridad entre los más pobres y los más excluidos, la Fundación celebró la semana de la solidaridad en todos sus programas realizando distintas acciones comunitarias.

La visita de los niños y niñas del Jardín al paradero de micros y al Cecof de la población para explicar lo que hacemos a diario y llevar un mensaje de alegría, calzones rotos para coemenzar endulzando la jornada entre los educadores, personas mayores que se tomaron las calles para susurrar un mensaje de esperanza a los transeúntes, jóvenes en proceso de rehabilitación que acompañaron las visitas a adultos mayores postrados y personas con esquizofrenia que mostraron lo que están aprendiendo y haciendo a otros participantes de la Fundación en el Huerto Muncipal, fueron parte de las acciones que realizaron todos los programas durante toda una semana.

Niniza Krstulovic, Directora Ejecutiva, agradeció el compromiso y la participación de todos y todas, y recordó que parte fundamental del espíritu sobre el que se erige la Fundación es el de la solidaridad institucionalizada.