La Fundación Cerro Navia Joven es una institución sin fines de lucro con más de 20 años de existencia. Surge en 1993 desde las Comunidades Eclesiales de Base de la zona norponiente de Santiago con el objetivo de dar respuesta a las múltiples necesidades de los niños, jóvenes y adultos del sector y se constituye como fundación de derecho canónico el 16 de mayo de 1994, mediante el Decreto Jurídico Nº 157.

Inició sus actividades como Centro Comunitario mediante una Casa de Acogida vinculada a la Vicaría de la Esperanza Joven y un Jardín Infantil apoyado por el Hogar de Cristo: áreas de trabajo que con el tiempo fueron aumentando, en un esfuerzo por responder a las urgencias del sector y los diversos contextos sociales que han surgido durante estas dos décadas.

Fueron esas nuevas necesidades las que impulsaron luego, la constitución de la Fundación Educacional Cerro Navia Joven,  el 8 de agosto del año 2.000, mediante el Decreto Nº 742, con el objetivo de poder desarrollar el proyecto del Colegio Técnico Profesional Don Enrique Alvear, que existe hasta el día de hoy; como así también, la constitución de la Fundación de Capacitación Cerro Navia Joven, creada el 27 de diciembre del 2006, bajo el decreto Nº4861, que opera durante la realización de cada curso.  A pesar de ser entidades jurídicas y administrativamente autónomas, como lo exige la legislación chilena, ambas funcionan al alero de la misión, visión, principios y estructura genérica de Cerro Navia Joven.

Con el objetivo de otorgar total transparencia a la gestión de la Fundación, contamos con directorios conformados por sacerdotes y laicos; representantes del Hogar de Cristo, de la Vicaría de la Zona Oeste, de la Iglesia local, de las Comunidades de Vida Cristiana (CVX) y por personas naturales, empresarios o representantes de empresas.