La visita del Papa a la tumba de Don Enrique Alvear marca un hito para nuestra comunidad

“Como un reconocimiento a construir una Iglesia que esté con los más pobres y los más excluidos”. Esta es una de las expresiones que tuviera nuestra Directora Ejecutiva Niniza Krstulovic, para explicar la sensación que dejaba el paso del Papa Francisco por la Parroquia San Luis Beltrán el día que aterrizara en Chile.

“Nos llena de orgullo que la primera parada del Papa en el país haya sido en la tumba de Don Enrique Alvear, el Obispo de lo Pobres y quien es el Patrono de nuestra Fundación. Para muchos de nosotros eso lo interpretamos como un llamado al tipo de Iglesia que debemos construir”, continúa Niniza.

“La visita del Papa a nuestra Parroquia es una señal a construir una sociedad más fraterna y justa”, comenta Juan Ibañez, educador de la Fundación, quien también fue parte de las personas que pudieron estar ese día a sólo metros del Pontífice.

Tras el paso del Papa, Niniza, junto a nuestro Asesor Eclesiástico, el Padre Eduardo Silva s.j., Claudia Alvarez, Directora del Área de Educación y Juan Ibañez, participaron de una oración comunitaria en la tumba de Don Enrique en que se pidió por Cerro Navia y por todo el país.