Educadoras de nuestro jardín finalizan ciclo de capacitación en Educación Emocional

Cassandra Morales es educadora hace cuatro años en nuestro Jardín Infantil Los Lagos. Tras participar, durante todo este año de la capacitación en educación emocional, que tuvieron junto a todo el equipo del jardín, dice que este aprendizaje les entregó herramientas significativas para el trabajo en clase, el trabajo en equipo y también para la vida.

¿Qué es la educación emocional? “La Educación Emocional reconoce la importancia de trabajar con el factor dinámico que compone el clima, es decir, con las redes relacionales al interior de la organización. Si queremos mejorar los climas en las organizaciones y desde ahí, el bienestar de cada uno de las personas que en ella trabajan; debemos trabajar con lo diferentes tipos de conexiones entre las personas que componen la organización; es decir; abordar desde la conciencia y comprensión emocional y la comunicación no agresiva, la relación del líder consigo mismo, el líder y sus colaboradores, la relación entre los miembros del equipo y la relación entre los equipos. El clima está compuesto de una serie de conexiones emocionales, que determinan el comportamiento de cada uno de sus miembros”, explican los profesionales a cargo de esta capacitación.

A esto Cassandra agrega: “la capacitación nos ha permitido ser conscientes de nuestras emociones y trabajarlas. Cuándo uno está consciente de ellas, está más receptivo de las emociones de los niños, de sus familias y del resto de las compañeras. Esa consciencia te permite mejorar”. Y agrega: “Nosotros sabemos que trabajamos con familias que a veces tienen muchos problemas por las condiciones en que viven. Hoy día cuando un papá o una mamá llega reclamando, antes de tomarlo como un tema personal, te pones primero en su lugar, intentas comprender qué le pasa y desde ahí buscas como decirle una palabra adecuada y en la forma correcta. Todo eso es parte de lo que hemos aprendido y una manera de aplicarlo en nuestro trabajo. Pero insisto, y es una opinión compartida entre las educadoras, esto que partió como una capacitación para mejorar el clima de trabajo del grupo, que también no ha ayudado mucho con los niños en la sala ha trascendido y nos ha servido también para la vida”.

Por su parte, Claudia Alvarez, Directora del área de Educación de la Fundación, explica por qué se decidió realizar una capacitación en educación emocional en el jardín, siguiendo el trabajo que ya se había iniciado con los profesores de nuestro Colegio TP Don Enrique Alvear. “En el proyecto formativo que hemos desarrollado como área trabajamos con la profunda convicción que en la educaicón emocional hay herramientas significativas que inciden directamente en el clima laboral, que benefician la interacción y la relación con los niños, del equipo de educaodras entre ellas y que nos permite ser coherentes con la mirada integral e integradora que es parte de nuestros objetivos”