Dentista visita nuestro Jardín Infantil

Ayer el dentista del consultorio visitó nuestro Jardín infantil para compartir de manera dinámica y lúdica, la importancia que tiene en los niños y niñas el promover y fomentar un cuidado permanente de la salud bucal. Lavarse correctamente los dientes, tener el hábito de hacerlo después de cada comida y qué son las caries fueron parte de lo que compartió con ellos.

La visita fue una gran instancia además, para que los niños pudieran hacer sus preguntas y jugar con los distintos materiales que llevó el dentista.

Patricia Banda, Directora del Jardín, destacó la importancia que tiene este tipo de actividades para toda la comunidad escolar, porque la salud bucal es fundamental también en el buen desarrollo de los niños, comprendiendo que tiene un impacto directo en su bienestar general.

Ejemplo de esto son las recomendaciones que hace el gobierno a partir este tema.

“La salud bucal es parte de la salud general, por lo que influye en el bienestar físico, se relaciona con la autoestima, la comunicación y las relaciones sociales. Por esta razón, es importante cuidarla desde los primeros años de vida creando en los niños y niñas buenos hábitos. Los hábitos son pautas estables de comportamiento que ayudan a los niños y niñas a estructurarse, a orientarse, a formarse, para que en el futuro puedan desenvolverse correctamente dentro de la sociedad. Es una conducta que debe repetirse muchas veces hasta formar parte de la vida.

Para cuidar la salud bucal y prevenir la formación de caries, la inflamación de las encías que se llama gingivitis y las anomalías en los dientes y huesos que soportan los dientes, debemos enseñar a los niños; buenos hábitos de higiene bucal, buenos hábitos de alimentación y evitar algunos hábitos nocivos como chuparse el dedo, comerse la uñas o morder objetos.

El objetivo de la higiene bucal es remover la placa bacteriana que se está formando permanentemente sobre los dientes y encías, de modo de impedir que las bacterias dañinas produzcan ácidos que destruyen las capas externas de los dientes e inflamen las encías. Para que la higiene bucal sea efectiva en eliminar la placa bacteriana, esta debe ser bien realizada, lo que para una guagua o un niño o niña pequeña es muy difícil, puesto que la capacidad de realizar los movimientos adecuados de sus manos la va adquiriendo con los años, por lo que somos los adultos quienes debemos realizarle la higiene bucal a los niños y niñas y/o acompañarlos a medida que van creciendo para enseñalarle en caso que no se esté cepillando correctamente”.