“Corrupción de políticos y desigualdad social son las violencias más graves y que más pobreza generan”

Nuestra Directora Ejecutiva, Niniza Krstulovic, participó esta semana del Seminario “Pobrezas Futuras” organizado por la Alianza Comunicación y Pobreza, integrada por la Comunidad de Organizaciones Solidarias, la Fundación América Solidaria y la Fundación Superación de la Pobreza – SERVICIO PAÍS.

“Durante el encuentro se presentaron los resultados de una encuesta, aplicada por Ipsos, que buscó conocer las experiencias y expectativas de los ciudadanos respecto de las vulnerabilidades y pobrezas presentes y futuras, en diferentes áreas y en relación a los cambios culturales, sociales, medioambientales, económicos y migratorios, entre otros, por los que atraviesa el país.

Con este objetivo, se midió la vivencia o percepción de vulnerabilidad y nuevas pobrezas, así como las expectativas a futuro, respecto de varias dimensiones como Redes y barrio, Empleo y nuevas tecnologías, Crisis climática, Vejez y jubilación, Tiempo y Migración. Asimismo, se dio el inicio a la medición de un índice de vulnerabilidad y nuevas pobrezas y se solicitó a los encuestados que pusieran nota a la “situación país” actual.

La encuesta fue aplicada por Ipsos en diciembre de 2019, después del estallido social del 18 de octubre, a una muestra de mil casos a nivel nacional.

¿Cuáles fueron los principales resultados? 

  • Las percepciones y expectativas más críticas y pesimistas de los encuestados se sitúan en las dimensiones de crisis climática, futuras pensiones e impacto de la migración.
  • La corrupción de los políticos y la desigualdad social son percibidas como las violencias más graves y que más pobreza generan.
  • La crisis ambiental se instaló como preocupación: una amplia mayoría piensa que su vida actual está expuesta, será afectada en el futuro y aumentará la pobreza, producto del cambio climático.
  • Al analizar la vejez y jubilación, gran parte tiene una opinión negativa respecto del monto que accederá o que ya accedió al momento de jubilarse, y además piensa que su calidad de vida disminuirá con la jubilación.
  • Respecto del empleo y nuevas tecnologías, la mitad de los entrevistados señala que el ingreso total del hogar no les alcanza para vivir o tienen dificultades para lograrlo. Sin embargo, a nivel no económico, existe una amplia valoración del trabajo como espacio de desarrollo personal.
  • Pese a que es una temática emergente, estudiada por la academia y que tensionó al mundo político (con el proyecto “40 horas”) y que en otros países sí se presenta, en este estudio se constata que no hay valoraciones o preocupaciones instaladas en la ciudadanía, acerca de la pobreza del tiempo.
  • Solo un cuarto de los encuestados cree que la migración ha sido positiva para Chile.
  • La nota (1 a 7) que la ciudadanía pone a la situación país actual es baja. La calificación es entre 1 y 4 por parte del 87% de la muestra.
  • El primer Índice de percepción de Vulnerabilidad y nuevas pobrezas es 59,2. De las dimensiones en evaluación, “Crisis Climática”, “Vejez y Jubilación” y “migración”, son aquellas que arrojan un mayor indicador de vulnerabilidad y nuevas pobrezas, y las que más influyen en el indicador general.”

Fuente: Comunicación y Pobreza