¿Cómo vivimos nuestro trabajo con la discapacidad intelectual?

Cuando se trabaja con personas que están, además, en situación de exclusión social, es parte del espíritu y la metodología que tiene la fundación desde sus inicios, que todos los equipos realicen jornadas de reflexión en las cuales compartir las experiencias del trabajo diario y cómo se puede mantener el  sentido de nuestra misión en el tiempo.

En esta oportunidad, fue el turno del área de discapacidad intelectual quienes se reunieron durante todo un día. En la jornada tuvieron un espacio distinto de encuentro donde a través de diferentes dinámicas se expusieron aspectos significativos de la labor que se lleva a cabo y del modo de abordarla.

“Darle protagonismo a los chiquillos y abrir espacios de comunicación al interior del equipo, en un ámbito de respeto e intercambio de buenas prácticas”, fueron parte de las acciones que más destacaron las educadoras.