Celebrando y viviendo la cultura de nuestros pueblos originarios

“El proyecto educativo del jardín contempla que los niños y niñas puedan aprender no sólo desde la exposición de información, acerca del valor, sentido e importancia que tienen los pueblos originarios en nuestra construcción social y cultural, sino que lo hagan desde su propia experiencia conociendo las comidas, tradiciones, vestimentas, etc. Y para cumplir con esto las educadoras y familias hacen un trabajo creativo que da vida a un espacio distinto de aprendizaje, durante la semana de celebración de los pueblos originarios”, explica Patricia Banda, Directora del jardín.

Después de varios días de trabajo, el viernes para finalizar el festejo, cada sala es minuciosamente decorada con elementos representativos de cada cultura y las mesas se llenan de las preparaciones culinarias típicas de cada una de ellas. Los niños y niñas llegan con las vestimentas asignadas y así cada aula se transforma en un verdadero espacio de conocimiento interactivo.

Nataly Hormazabal es mamá de Vicente, quien asiste a la sala cuna mayor, y fue parte de la organización de este día. Sobre la importancia que ella le da a que los niños tengan la oportunidad de vivir esto, comenta: “A mí me gusta mucho que hagan interactuar a los niños para conocer las diferentes culturas. Esto muestra una preocupación pedagógica del jardín para que lo que aprenden no sea sólo lo que les cuentan, sino que lo hagan a través de actividades sensoriales donde ellos mismos van explorando y conociendo”.