Carta Abierta: Medidas económicas para la sociedad civil

Suscribimos y firmamos este llamado, junto a muchas otras organizaciones de la sociedad civil.

“La emergencia del COVID-19 está teniendo impactos no solo sanitarios, sino también económicos y sociales en nuestro país. Esta situación demanda un compromiso colectivo de todos los sectores para mitigar su impacto, especialmente en la población más vulnerable.

Las organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) han tenido un rol activo en diversas crisis en la historia pasada y reciente de nuestro país, esto se ve reflejado en la alta valoración y aprobación de la ciudadanía sobre su quehacer. Tampoco está en duda la importancia social y económica de este sector para lograr mayores grados de justicia, equidad y paz social en el país.

Es importante dimensionar que el año 2015 las OSC representaron el 2,1% del PIB de Chile, movilizando una fuerza laboral equivalente al 3,6% de la población económicamente activa del país y entregando más de 145.000 empleos formales a la economía. Aporte similar al sector hotelero o restaurantes. Adicionalmente, las organizaciones miembros de la Comunidad de Organizaciones Solidarias impactan a través de sus diversos servicios al 40% más pobre de la población del país.

Es en este contexto que se hace fundamental incluir a las OSC en las medidas económicas de urgencia que la autoridad está tomando. Por su impacto, las OSC no pueden desaparecer, mucho menos en este nuevo contexto. Se necesitan medidas específicas, como para las empresas o pymes, que ayuden a superar este periodo en donde se hace más difícil, pero a la vez más necesario que nunca nuestro trabajo.

Requerimos medidas urgentes que permitan que los distintos ministerios o servicios públicos, mantengan la regularidad de las transferencias monetarias, reprogramen rendiciones y ejecución, sin poner en riesgo el flujo de recursos. Adicionalmente, se requiere disminuir las exigencias de boletas de garantías y pólizas ante la postulación de fondos estatales, como también contar con la posibilidad de créditos accesibles para este tipo de organizaciones, entre otras medidas.

Las OSC también son una vía directa, rápida y expedita para canalizar apoyos a los sectores más vulnerables, lo que nos sitúa como un aliado clave para medidas dirigidas directamente a las familias, colectivos y territorios más vulnerables hoy en el país.

Por ello pedimos al Estado y también a las empresas y donantes, que nos permitan realizar nuestro trabajo comprometido con Chile, en particular con quienes se encuentran viviendo en la pobreza y vulnerabilidad. En este b momento que atraviesa el país, se requiere más que nunca, las tres aristas de un triángulo virtuoso: Estado, sector privado y OSC”.

Atte. Comunidad de Organizaciones Solidarias de Chile