Alcalde Tamayo visita nuestros talleres en día del Síndrome de Down

En Chile sólo 1 de cada 3 jóvenes y adultos con Discapacidad Intelectual leve, realiza un trabajo remunerado y, sólo 1 de cada 4 jóvenes con discapacidad intelectual moderada. Esto, motivó el año pasado, la promulgación de la ley de Inclusión laboral para personas con Discapacidad que garantiza una reserva de empleos del 1% para personas con discapacidad o asignatarias de pensión de invalidez de cualquier régimen previsional, en organismos públicos y empresas con 100 o más trabajadores.

Cuando este miércoles 21 de marzo se conmemoró el día internacional de la concientización sobre el síndrome de down, el Alcalde, Mauro Tamayo, visitó nuestros Talleres Laborales Protegidos que son parte del Programa Laboral que ha desarrollado la Fundación.

Este programa cuenta con tres instancias: Capacitación Laboral, que considera apresto laboral y talleres laborales protegidos, desarrollo de cooperativas sociales y familiares que les permiten el desarrollo de un emprendimiento a las personas con discapacidad en conjunto con su entorno cercano, y empleo con apoyo en empresas (acompañamiento en inserción laboral en empresas).

Moisés, Cristian y Cristopher son tres adultos son síndrome de down que asisten regularmente a este programa y quienes fueron protagonistas, durante la actividad, mostrándole a la autoridad comunal, las diversas tareas que realizan en La Lavandería Industrial la Burbuja y la elaboradora de merengues Don Copo, que la Fundación creó el año 2.000 para contar con espacios concretos en los que pudieran prepararse para luego insertarse en el mundo laboral.

Los resultados son un nivel total de autonomía de quienes participan, todos jóvenes y adultos que llegan desde sus casas en micro, bicicleta o caminando, que realizan el 100% de las tareas en ambas instancias (Lavandería y Merengues) y que hoy son reconocidos por el alto estándar del servicio que realizan teniendo como clientes a grandes empresas.

Niniza Krstulovic, Directora Ejecutiva de la Fundación, explicó sobre esta iniciativa: “En la Fundación trabajamos con el profundo convencimiento que detrás de las personas que presentan alguna discapacidad intelectual hay un tremendo potencial y muchas habilidades que pueden desarrollarse”. Y agrega: “en Chile aún nos falta mucho por avanzar en inclusión laboral efectiva. Nosotros trabajamos con fuerza para ello, pero también necesitamos que las empresas abran sus puertas, confíen en sus talentos y se atrevan a darles una oportunidad. La experiencia acumulada nos ha mostrado que cuando lo han hecho, estos jóvenes y adultos han mejorado notoriamente los climas laborales y son reconocidos por su nivel de responsabilidad con el trabajo”.