Agradecemos el compromiso y vocación de Luisa Hidalgo

luisa-hidalgo

Fueron 16 años de compromiso y entrega de la educadora Luisa Hidalgo, que tuvieron un gran reconocimiento al interior del equipo de la Fundación y de la comunidad de educativa del Colegio Enrique Alvear (donde se desempeñaba a cargo del kiosco), luego que este 4 de Marzo, hiciera oficial su retiro para jubilar.

“Me integré a la Fundación el año 1997 al equipo de educadoras que trabajaba como voluntarias en el programa Maternidad Adolescente. Esos ocho años fueron una etapa muy linda. Pude darme el tiempo de escuchar a las chiquillas, conocer sus historias de vida y acompañarlas”. Y agrega: “En el 2005 tuve que retirarme por motivos familiares, pero volví en julio de ese mismo año para participar en Discapacidad Intelectual. A mi se me hacía difícil al principio, tenía sentimientos encontrados. No me sentía capaz, pero mi desafío fue aprender de ellos.  Hoy día veo que no fue tan difícil y fue una gran experiencia en la que me pude ir capacitando y aprendiendo en el tiempo”

Sobre las sensaciones que tiene al comenzar esta nueva etapa de vida, Luisa es enfática:  “para mí fue difícil tomar la decisión de retirarme, pero tengo una sensación de profundo agradecimiento a la Fundación. Me dieron la oportunidad de trabajar y creyeron en mí, sin ni siquiera tener muchos estudios. Que hayan tenido confianza, es una gran alegría”.