Actividades deportivas y recreativas favorecen proceso de rehabilitación en drogas

“Son variadas las formas en que buscamos fortalecer la vinculación de los niños y niñas del programa con su proceso de rehabilitación. Una de ellas es a partir de actividades recreativas y deportivas que nos permiten vincularnos desde otro lugar con ellos para abordar sus necesidades específicas e intereses”, explica Patricio Carvacho, encargado de este programa del área jóvenes, de la Fundación.

Y es que dos veces al mes, se realiza una invitación abierta a quienes quieran sumarse a una jornada distinta en la rutina. Y en esta oportunidad fueron, ocho los niños que llegaron para asistir al taller deportivo. Con distintos juegos, los educadores generaron un espacio significativo para ellos, que incide directamente en su proceso de rehabilitación del consumo de drogas.

Sumado a esto, se llevó a cabo también una taller de cocina, donde de manera colectiva prepararon unas exquisitas pizzas que luego compartieron entre todos.