25 jóvenes egresan de programa

Veinticinco jóvenes, de cuatro poblaciones distintas de Cerro Navia, egresaron del Programa Jóvenes de Esquina, de nuestra fundación, ceremonia  en la que estuvieron presentes sus familias, amigos, educadores y directivos de nuestra organización y el Alcalde la comuna, Mauro Tamayo.

Tras participar durante cerca de dos años activamente en un proceso que se propone la inserción educacional de quienes que presentan deserción escolar, tratar temas de consumo de drogas, inicio en el delito y su permanencia gran parte del tiempo en la calle, estos 25 jóvenes cumplieron con todos los objetivos propuestos.

Y para reflejar la significación de todo lo vivido por ellos, queremos compartir el testimonio de Leonardo, un chico de la población Villa California, quien se animó el día de la ceremonia a leer este texto donde explica en detalle el valor que tuvo participar del programa.

“Buenas tardes, me presento mi nombre es Leonardo y estoy aquí para entregar mi testimonio sobre esta linda experiencia que vive en el “Programa Jóvenes de Esquina” de la “Fundación Cerro Navia Joven”.

Para mí fue muy grata esta experiencia debido a que gracias a ella tuve la oportunidad de acercarme y conocer aun más a mi grupo de amigos, ya que gracias a esta experiencia salimos más seguidos en grupo y así teníamos más tiempo para conversar y conocernos más de lo que hasta momento nos conocíamos. Una de las salidas que tuvimos gracias a la fundación, fue al cine donde nos dividimos en parejas con el objetivo de conversar y conocernos con aquellos compañeros a los cuales no conocíamos lo suficiente, al ir conversando con aquellos compañeros me di cuenta que teníamos muchas cosas en común, muchas más de las que me imaginaba.

Esta experiencia nos hizo crecer mucho mas como grupo y como personas, en mi caso me hizo crecer más como persona ya que los Educadores del programa, siempre que teníamos alguna duda o problema nos ayudaban y aconsejaban y eso a mí y a todos nosotros nos hizo crecer más como personas y también a ser más solidarios con nuestros mismos compañeros y ayudar y aconsejar a las personas sin esperar nada a cambio.

Algo muy importante que nos enseñaron los educadores de esta experiencia, es que a pesar de los condiciones de nuestra comunidad, nosotros debemos ignorar lo malo y tomar lo bueno de las experiencias que dentro esta vivimos día a día, cosas buenas como, ir a la escuela o liceo, las pichangas del barrio con los amigos, los valores que entregan en nuestros hogares y también aquellos  que aprendemos compartiendo con nuestro grupo en las juntas que tenemos antes y después de las pichangas.

Bueno y para finalizar, deseo agradecer a todos y todas aquellas personas que nos acompañaron en esta muy linda experiencia, como por ejemplo Simón, Álvaro, Sergio Chinchon, El Pato, estudiantes de intercambio y a todas las personas que trabajan día a día para que esta experiencia haya sido posible.

Muchas gracias…”